Andrew Meunier le dijo a medios noticiosos que acababa de dejar salir al perro aproximadamente a las 11 pm el martes cuando se percató de que tenía al lado un oso de un metro de alto.

Meunier dijo que forcejeó para escapar del animal y consiguió entrar de nuevo a su casa.

Estaba parado frente a mi e intenté girar a la izquierda rápido y regresar a la casa, pero me alcanzó y ahora tengo un corte de un oso negro’, relató Meunier a medios locales.

Una llamada a los servicios de emergencia revela que Meunier sufrió una laceración facial a causa del ataque del oso. Fue tratado en un hospital local, donde recibió 41 puntos.

Tengo suerte de estar vivo”, dijo. “La historia pudo haber sido completamente diferente”.

El ataque sucedió en la zona de Dream Catcher Circle en Naples, este vecindario es conocido por la presencia de osos, pero no se reportaba un ataque desde 1970.

Los residentes de esta zona han reportado en varias ocasiones ver osos cerca de sus botes de basura, por lo que el departamento de Vida Salvaje y Pesca de Florida está buscando opciones más seguras para las comunidades y evitar que sucedan estos ataques.